Kenos

¿Qué controles se pueden implementar para mitigar el riesgo en tu empresa?

Mitigar el riesgo en tu empresa

Ejercer control sobre cada aspecto de tu negocio para mitigar el riesgo, te da ventaja sobre lo imprevisto. Saber manejar el riesgo en una empresa te permitirá identificarlo, pero también reconocer ciertas vulnerabilidades que podrían llevar a tener que lidiar con más riesgos.

No permitas que el descontrol por situaciones complicadas afecte los elementos claves de una empresa: las personas, los procesos, la tecnología y las instalaciones.

5 acciones para mitigar el riesgo en tu empresa

Los riesgos en una empresa siempre estarán presentes, cualquiera que sea la naturaleza de los mismos. Sin embargo, las dificultades que debes enfrentar no tienen por qué ser graves y con los planes adecuados puedes disminuirlos. Por lo tanto, te mostraremos algunas estrategias que podrás aplicar para mitigar el riesgo a largo plazo.

Crea un plan de gestión de riesgos

Para comenzar, cree un plan para gestionar el riesgo en cada uno de los aspectos de tu empresa. En este caso, debes incluir cada riesgo que pueda presentarse, así como también las probabilidades de que suceda y la prioridad. Del mismo modo, deberás establecer un programa adecuado para prevenir, gestionar o disminuir el riesgo.

Luego de que hayas identificado estos riesgos, evalúalos, documéntalos y prueba las acciones para asegurar su efectividad y secuencia apropiada. Algunos ejemplos de control de riesgo incluyen los siguientes:

  • Políticas de gestión
  • Seguridad física
  • Protección de datos
  • Tecnología de recuperación de desastres

Sin embargo, estas son solo algunas estrategias o elementos de un plan de control de riesgos, pues cada empresa tiene circunstancias diferentes. Además, dependiendo del riesgo (tecnológicos, personales, comerciales, y más), debes aplicar un plan adecuado para cada uno.

Establece un equipo líder para la gestión

De forma general, no necesitas una empresa externa para que pueda encargarse de administrar el plan anterior. Si crees que en tu empresa tienes el personal adecuado, podrás crear un equipo interno para la gestión. No obstante, debes considerar que, en este equipo, debe haber alguien con la experiencia en el área para liderarlo.

De modo que, si no tienes un elemento con esa característica, si debes invertir en un equipo externo. Además, aunque sea una inversión extra, podrás mitigar el riesgo de forma segura, lo que también te ayuda en la prevención.

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo sin ningún compromiso